Nuevo impulso a la campaña “Vive y Convive”, por un Illescas limpio

Se recuerda a la ciudadanía que las conductas incívicas acarrean sanciones

PERROS

El Ayuntamiento de Illescas, a través de las Concejalía de Servicios Generales y Medioambiente, relanza la Campaña “Vive y Convive” basada en los artículos que se recogen en la Ordenanza de Medidas para Fomentar y Garantizar la Convivencia en el Espacio Público de Illescas, aprobada por el Pleno Municipal el 16 de julio de 2009.

 

De esta manera, tal y como se recoge en el artículo 6 de la citada ordenanza, se está desarrollando una campaña informativa que recuerda a la ciudadanía la obligatoriedad de utilizar correctamente los espacios públicos de Illescas. Así, se hace hincapié en el abandono de enseres en zonas que no están destinadas a acoger ese tipo de residuos, más, cuando el Ayuntamiento pone al servicio de la población un sistema de recogida de enseres. Llevar a cabo este tipo de conductas pueden ser sancionadas con multas que van desde los 100 euros hasta los 3.000 euros, dependiendo de la gravedad de los hechos.

 

Desde la Concejalía de Servicios Generales y Medioambiente se anima, a quien lo necesite a hacer uso del servicio de recogida de enseres que, de forma semanal (los jueves) y “puerta a puerta” eliminan de la vía pública los residuos que los vecinos hayan depositado al lado del contenedor más cercano a sus hogares. Previamente, las y los interesados han de avisar al Ayuntamiento de Illescas que les indicará que, el mobiliario que ya no necesitan, han de “sacarlo a la calle el miércoles noche, antes del día de recogida”. De esta manera, se evita que este tipo de residuo obstaculice durante “mucho tiempo la vía pública” y se procuran zonas limpias al tránsito.

 

Por otra parte, en este nuevo impulso que se quiere dar al conocimiento de la Ordenanza de Convivencia Ciudadana, también se llama la atención sobre las conductas de las y los propietarios de animales domésticos, especialmente, perros. En estos últimos meses, se ha observado que no se respetan ni los espacios públicos ni los privados, dejando que los perros “hagan sus necesidades y, en la mayoría de los casos el propietario no lo recoge ni lo limpia”. Por este motivo, se están repartiendo por el municipio carteles recordatorios de que se han de recoger los excrementos y evitar que los perros realicen sus micciones en lugares no apropiados para ello. Según indica la Ordenanza de Convivencia Ciudadana en el artículo 54, “El conductor del animal está obligado a recoger y retirar los excrementos y limpiar la vía pública que hubiera sido afectada, depositando los excrementos dentro de bolsas impermeables perfectamente cerradas en los contenedores, en ningún caso se depositarán en las papeleras ubicadas en la vía pública”.

Las sanciones por incumplir la ordenanza van desde los 750 euros a los 3.000 euros.

 

Desde la Concejalía de Servicios Generales y Medioambiente confían en que la ciudadanía sea consciente y colabore para conseguir que Illescas se mantenga limpio.

ENSERESPERROS