Illescas se suma a la celebración del Día Internacional de la Ciudad Educadora
Martes, 29 de Noviembre de 2016 17:35

Es una de las 485 ciudades (36 países) que participa del proyecto

ciudadeducadora

 
s de crianza de las hijas e hijo
s,ltural
Acceso por Plaza del Corralón

Illescas es una de las 485 ciudades en 36 países del mundo que, en el día 30 de noviembre, va a conmemorar el Día Internacional de las Ciudades Educadoras. Es de esta manera por la pertenencia del municipio a la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras (AICE), una organización sin ánimo de lucro que reúne a los gobiernos locales comprometidos con el cumplimiento de la Carta de Ciudades Educadoras, la cual constituye la hoja de ruta de este movimiento mundial iniciado en 1990 con el I Congreso Internacional de Ciudades Educadoras y constituido formalmente en Asociación en 1994.

Con motivo de la celebración, se prevé la difusión desde las poblaciones implicadas (como es el caso de Illescas) de un manifiesto que recuerde los objetivos del proyecto. Éstos son: promover el cumplimiento de los principios establecidos en la Carta de Ciudades Educadoras. - Fomentar el diálogo, la reflexión, el intercambio y la cooperación entre las Ciudades Educadoras. - Poner de relevancia el rol de los gobiernos locales como agentes educadores y fomentar su reconocimiento como actores clave para hacer frente a los retos del siglo XXI. - Fortalecer las capacidades institucionales y mejorar la gobernanza en las ciudades miembro. - Llevar la voz de los gobiernos locales a instancias internacionales y nacionales en temas de interés para las ciudades asociadas. 

Mensaje de apoyo

A lo largo de los últimos días, desde la organización del proyecto se ha solicitado la colaboración de los gobiernos de las ciudades participantes para expresar su posición respecto al mismo. En el caso de Illescas, el Alcalde de la localidad, José Manuel Tofiño, remitió un video reafirmando el compromiso del Ayuntamiento de Illescas con la iniciativa, para que Illescas sea una ciudad que apueste por la educación (formal, no-formal e informal) como herramienta de transformación social, movilizando y articulando el máximo número posible de agentes educativos que inciden en el territorio.

Se trata de un modelo de educación que se extiende a lo largo de toda la vida y que atraviesa las diferentes esferas de la vida ciudadana. Implica el compromiso con un modelo de ciudad en el que rigen la inclusión y la igualdad de oportunidades, la justicia social, la democracia participativa, la convivencia entre diferentes culturas, el diálogo entre generaciones, la promoción de un estilo de vida saludable y sostenible, la planificación de una ciudad accesible e interconectada, la cooperación, la paz, etc. Principios, todos ellos, recogidos en la Carta de Ciudades Educadoras.

Todos estos aspectos han sido recogidos en un Manifiesto que este 30 de noviembre tendrá lectura pública en Illescas. Este mismo gesto será compartido por Alcaldes y Alcaldesas en diferentes puntos del planeta.

 

Aquí el manifiesto público por el Día Internacional de la Ciudad Educadora, que también fue leído en la última sesión de Pleno del Ayuntamiento de Illescas.

Manifiesto de los Alcaldes y Alcaldesas de la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras

 

Manifestamos nuestro compromiso con los objetivos de desarrollo sostenible y, concretamente trabajamos para garantizar una educación inclusiva y de calidad para todas y todos y a lo largo de la vida, como motor de desarrollo personal y colectivo y de transformación urbana a favor de unas ciudades más justas, solidarias e interculturales. Ciudades donde todas las personas gocen de plena igualdad y sean capaces de dialogar y convivir desde el respeto a las diferencias. Hoy en día, podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que la educación atraviesa los muros de la escuela y se extiende a toda la ciudad, impregnando sus barrios, espacios públicos e instituciones. Pero constatamos objetivamente que en las ciudades persisten aún numerosos fenómenos y factores deseducadores. Conscientes de estos desafíos y retos a los que nos enfrentamos, nos comprometemos con convicción y voluntad a contrarrestar estos fenómenos regresivos, proponiendo un modelo político de ciudad que sitúa a las personas en el centro de nuestras prioridades y que, partiendo de la educación, da coherencia, dinamismo y sentido a nuestra acción, como herramienta de transformación social, de cohesión y de respeto mutuo. Las ciudades educadoras trabajamos para que la educación sea eje transversal de todas las políticas locales, tomando conciencia y reforzando el potencial educador de las actuaciones y programas de salud, ambiente, urbanismo, movilidad, cultura, deporte… Trabajamos, por tanto, para democratizar el acceso a todos los bienes de la ciudad, para que cada uno de sus espacios sea fuente de educación, y para que toda persona pueda vivir, disfrutar y emanciparse, aprovechando al máximo las oportunidades que la ciudad ofrece para alcanzar sus expectativas con una actitud cívica y democrática. Una ciudad respetuosa con el medio ambiente y que dialoga con las ciudades y áreas rurales que le rodean. Apostamos por una democracia participativa sumando las propuestas y el esfuerzo de la sociedad civil por construir juntos ciudades mejores, que no dejen a nadie al margen. Para lograr este objetivo ambicioso, nos comprometemos con la educación ciudadana y con el establecimiento de los mecanismos necesarios para elaborar, implementar y evaluar las políticas públicas contando con la participación de una ciudadanía activa, dotada de espíritu crítico, comprometida y corresponsable. Este es un camino que compartimos ciudades muy diversas de todos los continentes y que cuenta con más de 25 años de recorrido desde la proclamación de la Carta de Ciudades Educadoras. Por ello, nos sumamos a la celebración del Día Internacional de la Ciudad Educadora con el deseo de contar cada día con el respaldo de más personas, asociaciones, empresas, instituciones, etc. trabajando con entusiasmo por una educación integral, renovada y emancipadora. E invitamos a ciudades grandes y pequeñas de todas las latitudes a unirse a esta apuesta audaz y esperanzadora de construir Ciudades más Educadoras para un mundo mejor.