La estación de calidad del aire de Illescas permitirá intensificar el control en la Comarca de la Sagra
Martes, 14 de Diciembre de 2010 15:00

José Luis Martínez Guijarro explicó que el objetivo es intensificar el seguimiento de la calidad del aire en un área altamente habitada como es la comarca de La Sagra y mejorar el servicio que se presta a la ciudadanía. También participó en la presentación de la campaña de concienciación y educación ambiental contra el vandalismo y las conductas incívicas puesta en marcha desde el Ayuntamiento de Illescas.

mg_10121401_01 

El Gobierno de Castilla-La Mancha sigue ampliando la Red de Control y Vigilancia de la Calidad del Aire disponiendo ya de 12 estaciones públicas. La estación de Illescas, la última incorporada a la Red, permitirá conocer la variación de las concentraciones en la atmósfera de dióxido de azufre, monóxido y dióxido de nitrógeno, ozono y partículas en suspensión de manera continua en la comarca de la Sagra.

De esta forma lo indicó el consejero de Agricultura y Medio Ambiente, José Luis Martínez Guijarro, que visitó hoy la estación de calidad del aire de Illescas, ubicada en el ecoparque del municipio, junto al director general de Evaluación Ambiental, Carlos Blázquez, y responsables municipales.

Esta estación automática, como el resto de las que componen la Red, está también conectada a los centros de control de Toledo y Puertollano, ofreciendo de forma horaria, continua e instantánea, durante todo el año, los datos que recoge para medir los niveles de contaminación atmosférica en una comarca altamente habitada como es la Sagra. Además dispone de una estación meteorológica completa.

Además a están Red están conectadas todas las redes de calidad del aire existentes en la región, pertenecientes a empresas privadas y otras redes publicas pertenecientes a Comunidades Autónomas próximas.

En total más de 70 estaciones de medida, que se complementa con los datos de las emisiones de las principales instalaciones industriales de Castilla-La Mancha, cuyos datos se transmiten en tiempo real a los centros de control de la Red regional.

El consejero también recordó que recientemente también se ha puesto en marcha a nivel regional un interesante proyecto para la implantación de una Red de Control de Ozono que empleará una técnica de medida novedosa, basada en la utilización de medidores de última tecnología como son los nanosensores.

Así a las 12 estaciones existentes en la Red de Calidad del Aire, se han añadido 30 puntos de muestreo de ozono adicionales. De esta forma se dará alcance a todos los municipios de la región con más de 20.000 habitantes y a una serie de emplazamientos caracterizados por su representatividad y por el valor de su entorno natural.

De esta manera, Martínez Guijarro destacó que “los ciudadanos de Castilla-La Mancha pueden estar tranquilos y sentirse orgullosos de disponer de una de las redes de control de la calidad del aire con mayor cobertura espacial en el ámbito nacional y pionera en la utilización de las nuevas tecnologías para la medida de contaminantes, que permite velar por la salud de nuestros ciudadanos”.

Tolerancia cero contra el vandalismo

Posteriormente, el consejero participó junto al alcalde de Illescas, José Manuel Tofiño, en la presentación de la “Campaña de concienciación contra el vandalismo y las conductas incívicas” que ha puesto en marcha el Ayuntamiento, a través de sus concejalías de Conservación Urbana y Medio Ambiente.

A través de esta experiencia piloto se pretende poner en evidencia que determinadas prácticas poco cívicas que se manifiestan en las vías urbanas, en sus parques y jardines, en edificios públicos y también el vandalismo contra el mobiliario urbano, pues como dijo el consejero “estos comportamientos cuestan cada año a las arcas municipales más de un millón de euros, una cantidad que no pasa desapercibida para ninguna administración y que bien podría emplearse en otras instalaciones o actividades para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de Illescas”.

En este sentido, felicitó al Ayuntamiento por esta iniciativa que trata de que todos los ciudadanos tomen conciencia de lo perjudicial que resultan para el conjunto de la población ciertos comportamientos pues “el entorno que nos rodea, el mobiliario urbano, los edificios, etc., nos pertenecen a todos los ciudadanos y por eso es necesario que los cuidemos y respetemos”.

 JCCM.

 

 

mg_10121401_01