Presentada la campaña “Tolerancia 0 contra el vandalismo”
Lunes, 13 de Diciembre de 2010 15:00

mg_10121302_01 

El Ayuntamiento de Illescas ha presentado, esta mañana, una campaña original para concienciar al ciudadano sobre la importancia que tiene cuidar el entorno y el lugar en el que residen. De esta manera, el consejero de Agricultura y Medio Ambiente, José Luis Martínez Guijarro, y el alcalde del municipio, José Manuel Tofiño Pérez, han reconocido el problema que supone el comportamiento incívico de unos pocos habitantes que hacen que el ayuntamiento realice un gasto de 1 millón de euros al año para reparar los desperfectos.

 

Bajo el lema “Tolerancia 0 contra el vandalismo”, el Ayuntamiento toma las riendas para combatir una situación que conlleva un gran coste económico y social, este segundo, “mucho más importante” según el primer edil, puesto que un entorno en malas condiciones provoca descontento en el ciudadano, puede ser causa de accidentes y da una mala imagen de Illescas.

 

Así, José Manuel Tofiño, ha aclarado que la campaña se dirigida a todos los ciudadanos, que recibirán en casa un díptico informativo y, pasada la época navideña, se realizarán charlas específicas para diferentes grupos sociales. Se trata de educar y concienciar a los ciudadanos de la importancia de cuidar el entorno y de denunciar al que no lo hace. Se pretende que, si se obtienen resultados positivos, se realicen campañas similares en otros municipios de Toledo y Castilla-La Mancha.

 

Por su parte, el consejero de Agricultura y Medio Ambiente ha agradecido a las concejalías de Conservación Urbana y Medio Ambiente del ayuntamiento, el esfuerzo realizado para sacar adelante todos los aspectos de de esta ambiciosa campaña de educación y concienciación. Además, ha destacado la importancia de que el vecino tenga presente lo que significa el concepto de “ciudadanía y respeto mutuo, claves para una buena convivencia”. 

Tirar la basura fuera del contenedor o en horarios inadecuados o no recoger los excrementos de los animales de compañía abandonándolos en las aceras, forma parte de conductas incívicas que también se quieren combatir con la citada campaña y que se  cuantifican económicamente a través de etiquetas con el precio que cuesta cada uno de los citados “malos usos”, ya que según reza el eslogan de la campaña, “disponer de un entorno agradable, si tiene precio”.

 

mg_10121302_02

mg_10121302_03

mg_10121302_04

mg_10121302_01